Diluvio de verano en Catalunya

No estamos preparados para las lluvias torrenciales ni para el frío en una región que tradicionalmente disfruta de un clima moderado. Cataluña en su zona de costa sobre todo es especialmente vulnerable si hay bajadas de temperaturas o trombas de agua. En el año 1962(leer más) la impresionante nevada de hasta un metro de nieve en algunas poblaciones desbordo cualquier servicio de la época, desde entonces se ha modernizado todo pero no se ha puesto especial énfasis en mejorar las infraestructuras para tener mayor seguridad ante una eventualidad climática.


Si hay inviernos donde la temperatura baja a unos -10 o -15 grados, los problemas en casi todas las poblaciones esta asegurado, rotura de tuberías, desagües, caos circulatorio a todos los niveles. Que se trata de lluvias la cosa se pone peor, pese a que las zonas de alto riesgo que representaban las rieras que atravesaban las poblaciones, y que tantas vidas han costado, la mayoría se han canalizado convenientemente, no se ha hecho lo mismo con el alcantarillado y recogida de aguas varias, canalones de tejados, zonas peatonales e incluso grandes superficies de ocio se quedan obsoletas ante una tromba de agua.

Las lluvias del año 1994 (leer más) en la zona del Maresme dejaron la triste cifra de 3 muertos y 5 desaparecidos y provocaron todo tipo de destrozos, paralización de la circulación de trenes y autopistas, en algunas carreteras el agua se llevo 20 metros de calzada, sin contar los coches destrozados y arrastrados a las playas, toda la zona de costa quedo inundada, el Maresme tiene a su espalda montañas por lo que toda el agua que no pueden absorber las canalizaciones va a parar a los pueblos de costa provocando todo tipo de destrozos. 

Y pese a todos los avisos nadie parece que le de la importancia necesaria como para acometer las mejoras necesarias para paliar lo que ocurre cada vez con más frecuencia.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu opinión

Contacto con Hemithecomix